Conozca la iglesia de Cristo

.....y Conocereis la verdad y la verdad os hara libres

S t a r t B i b l e P u b l i c a t i o n s

LAS ESCRITURAS INSTRUYEN A LA IGLESIA A PONER APARTE

Por James Pilgrim

Las iglesias de Cristo procuran restaurar el patrón del Nuevo Testamento en cuanto a ofrendar. Debemos hacer "todo en el nombre del Señor Jesús" (Colosenses 3:17), esto es, según su instrucción, porque El nos lo pidió. No debemos de añadir ni sustraer a su palabra (ver Apoc. 22:18,19). Veamos, por tanto, qué nos ha instruído Jesús que hagamos con nuestros bienes.

EL PROPOSITO DE OFRENDAR

A la iglesia de Dios en Corinto (2 Cor. 1:1) se le dijo que pusiera en su corazón el propósito de ofrendar (2 Cor. 9:7). La Concordancia Exhaustiva de Strong, en su página 820 dice que la palabra "proponerse" significa "escogerlo por sí mismo antes que ninguna otra cosa (preferirlo), o sea (por implicación) proponérselo (tener la intención)." Proponérselo, por tanto, es predeterminar por voluntad propia qué hemos de dar, en vez de dar sin orden ni concierto.

SEGUN CADA UNO HAYA PROSPERADO

"Cada uno" que prospera debe "poner aparte algo" (1 Cor. 16:2). Tanto el rico, como el de clase media y el pobre que prospere es instruído por Jesús a ofrendar. Cada cristiano debe llevar su parte de la carga (2 Cor.8:13-15). Ese fue el caso en Marcos 12:41-44, aunque la viuda pobre, en proporción, llevaba la mayor parte de la carga. Por eso Jesús la elogió.

ALEGREMENTE

Aquéllos que ofrenden no deben hacerlo "de mala gana, o por obligación, porque Dios ama al dador alegre" (2 Cor. 9:7). "Alegremente" viene de la palabra griega HILAROS, que significa "... buena disposición mental ... con gozo ... con alegría (Ingl. hilarious) ... 'que causa resplandor' " (Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, Vol. I, A-D, p. 184. Los cristianos se alegran en vez de entristecerse por ofrendar al Señor. Son contribuyentes dispuestos y no dadores reacios, que contribuyen porque son obligados a hacerlo.

SEGUN HAYAN PROSPERADO

La palabra inspirada por Dios (2 Tim. 3:16, 17) nos instruye a dar de acuerdo a como hayamos prosperado (1 Cor. 16:1, 2). Se pide mucho a aquéllos a quienes mucho se les ha dado (Lucas 12:48). Nuestra ofrenda habrá de variar de acuerdo a nuestro salario. Cuanto más uno reciba, más se le requiere que dé. Si usted aún está ofrendando lo mismo que antes de su último aumento de salario, y si usted lo estaba dando apropiadamente, entonces ahora usted no está dando según ha prosperado. Ofrendar según haya prosperado significa dar de acuerdo al número de pagos que haya recibido. Cincuenta y dos sueldos significan cincuenta y dos contribuciones, no cincuenta y una o menos. Menos de 52 significaría haber dado menos de lo que uno ha prosperado. Sería robar a Dios (Malaquías 3:8-10). Los cristianos deben ofrendar abundantemente si esperan cosechar abundantemente (2 Cor. 9:6; Lucas 6:38; Mateo 6:33). Aquéllos que siembran poco, poco segarán. Romanos 12:8 dice que aquéllos que ofrendan (i.e. imparten) han de hacerlo con sencillez (i.e. liberalmente). Ejemplos de dadores aprobados por Dios fueron los macedonios que dieron más allá de sus posibilidades (2 Cor.8:1-4), y la viuda pobre en Marcos 12:41-44. Dios ofrendó a su unigénito Hijo (Juan 3:16). Jesús dio su vida en rescate por muchos (Marcos 10:45).

EL PRIMER DIA DE LA SEMANA

La orden que Pablo dió a las iglesias de Galacia y a la iglesia de Corinto en cuanto a la ofrenda fue "el primer día de cada semana" (1 Cor. 16:1, 2). Por tanto, "el primer día de la semana" es el patrón de Dios para la colecta, no diariamente según hacen algunos en los avivamientos, o durante las cenas, loterías, y ventas de artículos usados, o pidiendo a amigos o en lugares de negocios. También aprendimos que la colecta debe ser tomada CADA semana. "El primer día de la semana" empieza cada semana. El lenguaje es el mismo que el de Hechos 20:7, y significa lo mismo -- cada semana. Entendemos que un banquero quiere decir cada mes cuando usa un lenguaje similar. Por ejemplo, él podría decir, "La obligación es pagadera el primer día del mes." Entendemos que él quiere decir cada mes. Además, el artículo "el" antes de la palabra semana en 1 Cor. 16:2 viene de la palabra griega KATA, que significa y es traducida dondequiera como "cada" (Hechos 14:23). Aquéllos que se convirtieron el día de Pentecostés continuaron firmemente en la "comunión" (del griego KOINONIA, traducido también "contribución", Hechos 2:42 y Romanos 15:26).

ALGUNAS NEGACIONES

No hemos de ser codiciosos (Colosenses 3:5). Ni tampoco debemos amasar riquezas en la tierra, sino en el cielo (Mateo 6:19-21). No hemos de dar para ser vistos de los hombres, de otro modo no recibiremos recompensa (Mateo 6:1-4). No hemos de dar a regañadientes o por obligación (2 Cor. 9:6). No hemos de sembrar escasamente (2 Cor. 9:7). Tampoco hemos de dar a Dios las migajas (lo que nos sobra), sino los primeros frutos de nuestras labores (Mateo 6:33). Calculamos las contribuciones a base de nuestro ingreso bruto, sin embargo algunos quieren dar a Dios basándose en menos de su ingreso neto, o lo que queda después que las contribuciones, la renta, la comida, y otros gastos han sido deducidos. Eso no es dar de acuerdo a como hemos prosperado. No está en armonía con el himno que a veces cantamos, DA LO MEJOR AL MAESTRO.

CONCLUSION

"Más bendito es dar que recibir" (Hechos 20:35). Dar es una gracia (2 Cor. 8:1-7), que prueba nuestro amor (2 Cor. 8:8, 9). Es pecado saber dar y no hacerlo (Santiago 4:17). Seamos fieles a Dios para hacer lo que nos ha trazado, y no porfiemos en añadir o sustraer de Su palabra. Hagamos como Dios nos ha indicado, como lo hizo Noé: "Hizo conforme a todo lo que Dios le mandó" (Génesis 6:22). Demos liberalmente para que el evangelio salvador de Jesucristo (buenas nuevas, Romanos 10:13-14) pueda ser predicado a los perdidos de todas las naciones (Marcos 16:15, 16; Mateo 28:19), enseñado a los salvos (1 Cor. 14:12; Mateo 28:20), y los desposeídos puedan ser consolados (Gálatas 1:2; 6:10).

PREGUNTAS

¿Cómo determinamos qué hacer en cualquier asunto?

¿Qué quiere decir el proponérselo?

¿Quién debe poner aparte algo?

Discuta la actitud cristiana en cuanto a ofrendar.

¿Cuánto han de dar los cristianos?

¿Qué dijimos en forma negativa en cuanto a ofrendar?

¿Dónde nos enseña la Bibla que hagamos loterías, ventas de artículos usados, y pidamos a amigos y negocios para levantar fondos para la obra del Señor?

¿Estoy ofrendando yo como debo en la forma, actitud y cantidad?