La Iglesia Episcopal Todos Santos, en Pasadena, defenderá la unión religiosa de parejas homosexuales sin importar la aprobación en las urnas de la Proposición 8, la cual prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo


A través de la historia hemos visto que el matrimonio tal cual la biblia lo enseña y el propósito de Dios para el mismo ha sido objeto de constantes ataques, se le ha desvirtuado, se le ha desechado y en muchos casos hasta se ha dicho que es innecesario. Estamos en tiempo donde remamos contra corriente navegamos contra viento y marea por lo tanto debemos estar alertas en todos los aspectos de nuestra vida.

El desafío que hoy en nuestros días enfrentamos con mucha fuerza es el de reconocer lo que es un matrimonio.

La biblia claramente lo ha definido como la relación de un hombre con una mujer teniendo a Dios como testigo y confirmador de tal unión

El hombre en su “sabiduría e inteligencia” quiere cambiar este concepto y nos presenta un desafío que muchas veces no estamos preparados par enfrentar, la biblia dice claramente en

Efesios 4:17-19

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Este tema no tiene el objetivo de juzgar, ni mucho menos rechazar o burlarse de aquellas personas que piensan que el matrimonio entre personas del mismo sexo es correcto, aunque a diferencia de eso siempre que alguien habla en contra de este aspecto es calificado de

IGNORANTE, INTOLERANTE, DESCRIMINADOR

ANTICUADO U HOMOFOBICO.

El hablar de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, para nosotros los cristianos debe ser lo mismo que el hablar de cualquier otro pecado y nuestra posición no debe ser ni mayor ni menor que la posición de las escrituras.



El propósito del tema es ayudar a entender como nosotros los cristianos debemos de enfrentar este desafío.


Cuál debe ser nuestro papel y hasta donde estamos obligados a involucrarnos como Padres, como Sociedad pero sobre todo como Cristianos


Usar la excusa de “déjalo si se aman y son felices allá ellos” es la salida más fácil para enfrentar este desafío, debemos pues despertar y darnos cuenta de que si no actuamos podría ser demasiado tarde y las consecuencias serían devastadoras para los que amamos y para nosotros mismos.


La actitud pasiva de los hombres ha dejado que las cosas malas se conviertan en normales.


Las Groserías por ejemplo:

--En tiempos pasados el escuchar una grosería en la radio era cosa imposible

--Conforme paso el tiempo se empezó a decir pero era sancionada con un sonido “bip” para censurarla

--Hoy en día no se puede tener una conversación entre dos personas sin que estas incluyan un sin número de maledicencias y nadie se incomode al respecto.


La homosexualidad

--El escuchar por ejemplo un chiste de homosexuales en lugar de asombro inmediatamente nos causa risa

--El ver como un hombre hace movimientos muy femeninos es causa de risa y aplausos por parte de los demás


La biblia de una manera clara y sencilla define el comportamiento homosexual como algo desagradable a Dios y lo pone las escrituras dentro de las acciones que Dios reprueba desde los tiempos antiguos.


1 Corintios 6:9

9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los  idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,



Continuar

Contra Viento y Marea

Joel Campos