No Mas Lagrimas

Apocalipsis 21:1-4

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.
Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 


Este texto lo considero como uno de los mas hermosos en la Biblia en el podemos ver nuestra esperanza, vemos donde será el cumplimiento de esa gran promesa es el fin del camino es el fin de la jornada es el anhelo de todos nosotros llegar a esa nueva Jerusalén llegar a esa ciudad santa y poder ver a los que ya partieron y estar de una vez y para siempre juntos nuevamente, pero mientras estemos en este mundo lloramos a los que se nos adelantaron, no por falta de fe ni inseguridad de su destino por que les amamos entañablemente

Jacob llorando a José (Génesis 37:34-35)

Entonces Jacob rasgó sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardó luto por su hijo muchos días. 

Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre.

David llorando a su hijo Absalon (2 sam:18:33)

Entonces el rey se turbó, y subió a la sala de la puerta, y lloró; y yendo, decía así: ¡Hijo mío Absalón, hijo mío, hijo mío Absalón! ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!

Jesús llorando en la tumba de Lázaro. (Juan 11:35) Jesús lloró.  Hoy seguimos llorando a Miguel, pero tenemos una firme promesa que nos da consuelo algún dia esas lagrimas serán enjugadas el texto nos dice que Dios enjuagara toda lágrima de los ojos de ellos. Lo hará al quitar las causas de las lágrimas, siendo la muerte una de la mayores causas.                             Joel Campos



¿Qué Dios hay como Tú?

Jesus Campos


La escritura que dice que mi Dios es muy misericordioso, en Deuteronomio 4:31 leo lo siguiente: "Porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres".

Así como Dios tuvo compasión de su pueblo, tiene misericordia de nosotros, la razón es porque Dios tiene distintos propósitos para ti y para mi, los cuales debemos cumplir:

1. Un propósito primordial es que proclamemos la grandeza de su gloria. dice Efesios 1:5-7 que hemos sido aceptados por Dios como sus hijos para alabanza de su gloria,
Apocalipsis 15:3-4 reafirma dicho propósito. Jamás debemos de cansarnos de decir que grandes y maravillosas son las obras de nuestro Dios.

2. otro propósito de los muchos que hay es este: Para ser su pueblo, pero no cualquier pueblo, sino un pueblo santo. En Tito 2:14 dice: Quien se dio así mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Y Pablo en 2Cor. 7:1 dice que debemos limpiarnos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.